• David Lynch

Auditoria Tributaria Parte 1 - Introducción a la Auditoria Tributaria




Definición y Objetivo de la Auditoria Tributaria

La auditoria puede considerarse como un aspecto particular del amplio campo de la contabilidad. La contabilidad, tiene por algunas de sus finalidades, reflejar sistemáticamente la realidad económica de la empresa mediante la reunión registrada de los hechos que se suceden en la misma. Vale decir, que es eminentemente constructiva.

La auditoria en cambio, es un proceso analítico que tomando como base los elementos preexistentes, los analiza, examina, controla y dictamina. Puede definirse diciendo que es un examen de libros, cuentas comprobantes y sistemas administrativos contables de una empresa con el fin de emitir una opinión sobre los mismos. La auditoria puede perseguir distintos propósitos. A titulo de ejemplo se mencionan los siguientes:

  • Informar sobre la situación económica –financiera de la empresa.

  • Analizar los métodos y la eficacia de la organización y del control interno de la empresa.

  • Descubrir fraudes y malversaciones cometidos por el personal de la empresa o terceros.

  • Descubrir errores

  • Otras finalidades específicas (préstamos bancarios, venta de negocios, liquidación de seguros por incendio, quiebras, evaluación de acciones, etc.)

Al considerar a la auditoria según los propósitos se esta dando un alcance restringido y particular, en relación al ámbito de la auditoría en general. Esa referida limitación se origina fundamentalmente en el objeto o propósito especifico de la auditoria a realizar.

En consecuencia, se puede definir a la auditoria tributaria diciendo que es un conjunto de principios y procedimientos destinados a establecer si han sido aplicados razonablemente las normas contables, si se han interpretado y aplicado correctamente las leyes tributarias que afectan a la empresa y si consecuentemente se han confeccionado correctamente las declaraciones de tributos. Los objetivos de la auditoria pueden caracterizarse desde el punto de vista de su aplicación dentro de los siguientes grupos:


1.1 Localización de errores en las Declaraciones Juradas

Corresponderían a este grupo los errores de suma, de columnas o cálculos, en el traslado de los resultados de formularios anexos a declaraciones de conjunto, en el correcto uso de la mecánica del formulario, etc.

1.2 Localización de errores contables

Se incluye aquí una amplia gama de errores contables, desde un simple error de suma, hasta un error de imputación en los registros y de incorrecta afectación de un rublo a un ejercicio que no corresponda.

Un error de imputación podría traducirse en la consideración como gastos, de una partida que en realidad constituye verdadera inversión.

El no diferir un gasto que abarque mas de un ejercicio produciría una imputación del mismo a determinado ejercicio.

Detectar este tipo de errores contables constituye propósito de la auditoria en la medida en que se modifican las bases imponibles de los distintos impuestos.

Vale decir, que cierto tipo de errores como podría ser el tratamiento como gasto de administración de un pago de fabricación, en tanto no tenga incidencia impositiva no deben considerarse objetivos de la auditoria.


1.3 Localización de operaciones marginadas de la contabilidad o simuladas dolosamente en la misma.

Se trata de operaciones llevadas a cabo con la intención de consumar el fraude fiscal. Su concreción puede revertir distintas modalidades. Su tratamiento particularizado ha de ser motivo de estudio de los diversos capítulos que corresponden a los distintos rublos del balance, por lo que se realiza a continuación una clasificación genérica:

a.- Simulación de pérdidas

  • Cancelación como incobrables de cuentas cobradas

  • Abultamiento de gastos o compras

  • Simulación de descuentos concedidos cuándo los mismos no se han acordado o se hubieran anulado.

  • Creación de gastos inexistentes.

b.- Ocultamiento de utilidades

Puede tratarse de una utilidad accidental, la que por originarse en operaciones no habituales o que no son el objeto de la empresa, resulten de detección sumamente dificultosa. Podría tratarse de ventas de residuo, descuentos especiales de proveedores, realización de bienes de uso, etc.

En los supuestos de omisión de utilidades habituales hay mejores elementos de juicio para descubrirlas. En algunos casos el ocultamiento de utilidades provenientes de ventas trae aparejado simultáneamente una simulación de activo. Otras utilidades son mas fácilmente controlables (alquileres, intereses, etc.) ya que están relacionados con la existencia en el activo de las correspondientes fuentes de renta.

c.- Simulación de un pasivo

En la gran mayoría de los casos se da esta situación cuando se crean o abultan deudas. Puede ser la contrapartida de la creación de compras o gastos, o bien para justificar la compra de bienes adquiridos con fondos provenientes de las utilidades detraídas o cuyo origen no puede probarse.

d.- Ocultamiento de pasivos

Se presenta esta situación ante la imposibilidad de demostrar las adquisiciones con las utilidades declaradas (bienes no justificados, disminuciones de stock, etc.) también podría tener su origen en la simulación de una perdida (tratamiento indebido de adquisiciones considerándolas como gastos, depreciaciones aceleradas de bienes, etc.)


1.4 Control de terceros relacionados con la empresa inspeccionada.

El control de terceros puede realizarse con dos finalidades, ambas actas a los fines de la auditoria. Como finalidad mas inmediata, es un medio de cotejar las informaciones obtenidas de los terceros con los datos consignados en los registros del inspeccionado.

En otro aspecto pueden utilizarse las informaciones obtenidas como fuentes de futuras tareas de fiscalización o bien para establecer relaciones, índices porcentuales u otro tipo de referencias de índole general.

1.5 Motivación psicológica del contribuyente

Su motivo no es otro, en definitiva, que el lograr un mejor cumplimiento voluntario del contribuyente. Se trata de llevar a su convencimiento que sus infracciones serán descubiertas, deberá pagar los impuestos evadidos y, además, un recargo ocasionado por intereses y multas, así como la posibilidad de enfrentar un procedimiento penal.

Para acentuar ese riesgo, la auditoria debe ser trascendente. No solamente debe descubrir las infracciones del contribuyente auditado, si no contribuir a modificar la conducta de todos los demás contribuyentes. Con toda seguridad, las auditorias más exitosas son aquellas que no es necesario realizar.


Lynch Contadores

www.lga.pe


© 2019 by Lynch Guillen Asociados SAC

Av. Jose Galvez Barrenechea 566 -Of 402

Tel: 51(1) 947195009

  • LinkedIn - círculo blanco
  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon

Contables en Lima