• David Lynch

Prueba de oficio: las solicitadas por el juez


Como es bien sabido, las personas que entran a un litigio se encuentran en la obligación de probar que ellos tienen y dicen la verdad respecto a los hechos para así el juez tome una decisión sobre el problema que acontece; sin embargo, puede ocurrir que las partes no cuenten con los medios probatorios suficientes o que no los hayan considerado relevantes, por lo tanto no fueron presentados, trayendo como consecuencia que el juez no se encuentra totalmente convencido de todo lo que le mencionaron en el juicio oral.




¿Qué sucede cuando el juez no se ha convencido por ninguna de las dos partes?

Dicho caso ya ha sido previsto y es así que la solución se encuentra regulada en el código procesal civil en el artículo 194 el cual nos menciona la prueba de oficio. Al respecto de esta prueba se nos dice que se dará en caso excepcional, lo cual quiere decir que no será recurrente en todos los procesos, ya que lo ideal es que al juez le baste con las pruebas presentadas por las partes para tomar una decisión al respecto, lastimosamente este recurso es muy usado por los jueces en el Perú.


¿En qué momento se solicitan este tipo de pruebas?

Luego se menciona que dicha prueba podrá ser brindada en primera o en segunda instancia.



¿Qué significa la prueba de oficio?

Al escuchar prueba de oficio se podría entender que será el juez quien la brinde, pero lo que debe de quedar en claro es que no será él o ella quien la brinde la, porque eso ya lo convertiría en parte del proceso, no en una persona imparcial y por lo tanto no podría actuar como juez.


¿A quién se le solicita la prueba?

Lo que el juez hará es solicitar la prueba que considere pertinente a cualquiera de las partes, para poder esclarecer su panorama al respecto del caso.




Al solicitar este tipo de pruebas, ¿se favorece a alguna de las partes?

Esto puede resultar controversial para muchos, ya que la función del juez es la de evaluar los medios probatorios y es el abogado quien deberá de encargarse de solicitarle a su cliente todo lo necesario para sustentar su postura, un juez al solicitar una prueba se convertiría de cierta forma también en el abogado de una de las partes, pero la norma lo faculta para esto basándose en que el derecho de probar sigue siendo facultad del demandante o demandado.


Lynch Contadores

www.lga.pe

16 visualizaciones0 comentarios