• David Lynch

Inducción y capacitación laboral ¿son lo mismo?




Los empleadores tienen el deber de fiscalización sobre el trabajador que contraten, sin embargo, este no es el único deber que tienen. Según el tipo de labor que desempeñe el trabajador, el empleador tendrá otras responsabilidades. Así nos encontramos con las situaciones de trabajadores que realizan labores que llevan su vida o su salud a un mayor riesgo como el caso de labores de pesca, construcción, minería, entre otros.

Al igual que los trabajadores comprometen su salud, el empleador asumirá responsabilidades mayores al tratar de disminuir la probabilidad de algún daño colateral producto de la naturaleza de sus labores.



¿Qué es la capacitación?

La capacitación la cual consiste en trasmitirle a los trabajadores los conocimientos teóricos y prácticos respecto a las competencias inherentes al puesto, como también de la prevención de los riesgos, la seguridad y salud en el trabajo. Aquello resulta obligatorio para el empleador y no podrá prescindir de este.


¿Qué es la inducción?

Por otro lado, esta la inducción el cual podría ser confundido con la capacitación, que esta también es una especie de capacitación, pero que se encarga de informar al trabajador sobre temas generales referentes al trabajo como las políticas de la empresa, los beneficios, servicios, facilidades, las normas, etc. Todo lo necesario para que el trabajador se acople y tome conocimiento de la nueva empresa en la cual va a laborar.



¿En qué se diferencia la inducción y la capacitación?

La inducción se da en todos los casos en los que llegue un trabajador nuevo, sin importar si su labor es de riesgo o no, mientras que la capacitación se da en determinadas situaciones. Las empresas o el empleador no podrán alegar que se brindo una capacitación y no la inducción tampoco, por el contrario. La inducción y la capacitación son complementarias y no se excluyen entre sí.


¿Qué sucede si no se brinda inducción o capacitación?

Muchas veces los empleadores cometen el error de solo brindar una de ellas, en su momento no genera ningún problema, aunque más adelante sí podría tener consecuencias. Como en el caso que un trabajador cometa una falta que vaya en contra del reglamento interno de la empresa – y que este tipificada solo en esa empresa como falta – podría alegar que no se le brindo la inducción, por lo tanto, no podría ser objeto de una sanción o el caso de un trabajador que sufra un accidente y nunca se le brindó la capacitación, puede alegarlo.



Lynch Contadores

www.lga.pe

0 visualizaciones0 comentarios