• David Lynch

En el sector público ¿Los gastos del trabajo remoto quién deberá compensarlos?



El trabajo remoto genera de que las personas pasen más tiempo en sus hogares porque ahora este se ha convertido en su nueva oficina donde atienden los asuntos del trabajo. El tiempo en un solo lugar suele ser mayor, porque anteriormente había que movilizarse para irse a casa o para ir al refrigerio, cosa que ya no sucede porque todo está prácticamente a la mano.

Si bien el trabajo remoto tiene muchas ventajas, también tiene una pequeña desventaja y es al respecto sobre el costo de la luz. Al estar más tiempo en casa significa que hay un mayor consumo de luz, ya sea para cargar la laptop, el celular o la misma luz encendida de la habitación la cual está siendo acondicionada como oficina. Puede ocurrir que el aumento no sea excesivo, pero



¿Es posible que la Entidad compense este gasto? ¿La entidad también debería compensar el gasto de internet?

Primero, la entidad podrá o no brindar los implementos necesarios para el trabajo remoto o sino estos podrán ser brindados por el trabajador, se deberá de tener en cuenta las posibilidades para brindarlo. Si se necesita de un equipo sumamente caro, resulta más razonable que sea la entidad quien lo brinda a que sea el trabajador quien tenga que asumir el gasto. En caso lo que se necesita para que el trabajador desempeñe sus labores sea algo que este ya tenga, él podría proveerlo.

Las entidades públicas no se encuentran autorizadas para compensar al trabajador por el equipo que este brinde, en el caso de las entidades privadas esto ya será decisión del empleador. Esto quiere decir que no se podrá ‘’cobrarle’’ a la entidad por el gasto extra que se genere por la luz, por mejorar la calidad de internet, etc.



¿Por qué no es posible cobrarle a la entidad?

Esto se debe a que se entiende aquel gasto como un incremento de la remuneración que debería entregarle la entidad al trabajador y como ya se mencionó anteriormente, no se encuentran habilitadas para realizar ningún ajuste presupuestario con respecto al aumento de las remuneraciones.

Implementar la oficina en casa va a significar que será el trabajador que se haga cargo de los gastos que estos generen, al menos en el sector público. En el sector privado las cosas podrían ser distintas, pero ya dependerá del acuerdo entre el empleador y trabajador.



Lynch Contadores

www.lga.pe

0 visualizaciones0 comentarios